Alimentación y salud mental 

Los profesionales de la nutrición vemos diariamente en consulta que existe una relación directa entre el exceso de peso y la presentación de cuadros depresivos. Como nos indica la  SEEDO (sociedad española por el estudio de la nutrición), una alimentación saludable es fundamental para la prevención de la depresión

«SOBREPESO Y OBESIDAD»

El sobrepeso y la obesidad son problemas médicos bien conocidos a los que muchas veces sólo se les da importancia desde a parte estética, pero están asociados a mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, algunos tipos de cancer y otras patologías asociadas. Según estudios de la OMS (Organización Mundial de la Salud) la prevalencia de obesidad infantil y juvenil en España es de las más altas de Europa, (solo por detrás de la que registra Grecia (18) y la de Italia (15,2 por ciento))

Todos hemos escuchado y sabemos que el consumo de fruta es saludable, pero en consulta muchas veces vemos cómo muchos no sabéis de que manera incorporar la fruta a vuestra alimentación, ¡No caigáis en la rutina! porque la fruta no sólo hay que comerla de postre aquí van algunas ideas para que te sumes a los que ya cubrimos estas recomendaciones, hay muchas otras ideas para disfrutar de estos alimentos. 

Existe una tendencia creciente en la aparición sobrepeso y obesidad, es tanta esta tendencia que si esto sigue así la Revista Española de Cardiología estima que para 2030 más del 80% de la población adulta tendrá por lo menos sobrepeso. Los costes asociados a las consecuencias de esta tendencia son muy preocupantes. Esto es particularmente importante por el hecho de que el sobrepeso y la obesidad son prevenibles y reversibles. 

Precisamente  en cuanto a la asociación del sobrepeso y la obesidad, estudios recientes revelan que una alimentación rica en frutas, verduras, hortalizas, cereales integrales, legumbres, frutos secos no sólo protege de enfermedades cardiovasculares, desarrollo de diabetes tipo 2 y de algunos tipos de cáncer, sino que, además, puede reducir el riesgo de depresión entre un 40% y un 50%. Mientras que el consumo de grasas trans, procesados poco saludables y los productos de bollería industrial se asocian con un mayor riesgo de depresión. 

Por lo tanto, tenemos que cuidar nuestra alimentación no solo por estética o para prevenir enfermedades como la diabetes, si no también para el cuidado de nuestra salud mental, tan importante en estos momentos 

Facebook
Instagram
Abrir chat
Escbríbenos